miércoles, 23 de marzo de 2011

La peque se va de marcha

Aun no ha cumplido cuatro años y ya se dispone a pasar su primera noche fuera de casa. Es la primera vez que, sin causas de fuerza mayor, Dulçura dormirá bajo un techo distinto al nuestro: se va a la Granja-escuela.

¿Qué le parece a ella? Pues al principio no lo tuvo claro y no acababa de comprender que tuviera que dormir en la granja. ¡Cuando vamos a la granja de los abuelos no nos tenemos que quedar a dormir!

¿Qué nos parece a nosotros? Pues al principio no lo tuvimos claro. Es muy pequeña, dos días sin verla, una larga noche.

Ya reposado ella ha aceptado que si quiere ir a la granja es con todas las consecuencias, noche fuera de casa incluida. Ahora está encantada, quiere que llegue ya el gran día y a cada rato nos pide que le contemos lo "de la granja"
Saldremos de casa por la mañana e iremos al colegio, con la mochila y el saco. Luego con todos los compañeros haréis un tren hasta el autocar, y nosotros te acompañaremos hasta que subas, pero no puedes salirte del tren.
Ya en la granja tendréis muchas cosas que hacer: ver los animales, montar en poni, hacer pan... Tienes que hacer caso a la profe en todo lo que te diga, y a la primera. Y si necesitas algo se lo dices.
Por la noche sacarás de la mochila la bolsa de la luna, te quitas la ropa y te pones el pijama que hay en la bolsa, y guarda tu ropa sucia en la bolsa. Y a dormir con los compañeros.
Cuando por la mañana te despiertes sacarás la bolsa del sol y te pondrás la ropa que haya dentro. En esa bolsa guardas el pijama. En la mochila también estará el cepillo del pelo para que te peines.
Después haréis otras actividades, y después de comer otra vez al autocar. Cuando se sube y se baja del autocar hay que estar pendiente, no nos podemos despistar.
Al llegar al cole haréis un tren, y aunque veas a mamá, o a papá, o a la iaia, tu no salgas del tren hasta que estés dentro del cole, que luego iremos allí a recogerte.

Ya reposado nosotros pensamos que será una experiencia positiva,
es el primer paso de su independencia, tenemos nuestros miedos, pero... la vida es así. No se puede pretender que todas las experiencias se tengan al lado de papá y mamá.

Pues el gran día ha llegado, mañana se va a la granja y se lleva nuestro corazón en la mochila. Ya os contaré.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Casi cuatro años y va a pasar dos días fuera de casa, con noche incluida. Asi crecen tan rápido. ¡Ojalá ella lo pase tan bién como mal lo voy a pasar yo! Iaia

Albertina dijo...

Que le vaya muy bien!! me encanta cómo le habéis explicado todo paso a paso, así sabrá en cada momento qué hacer :D

Marta dijo...

Iaia, gracias por el día de hoy. Eres una valiente.

Albertina, por mi experiencia te diré que si se le explica lo que va a pasar suele aceptarlo de buen grado. Gracias.

Marta

Anónimo dijo...

Bravo! Eres una campeona, yo no la hubiera dejado ir, menos mal que no soy su madre y ha podido disfritar de millones de cosas nuevas. A fin de cuentas, dos días se pasan volando y ya la tienes en casa. Nuria

Anónimo dijo...

Hola Marta, te quería contar mi experiencia como Padrí-no. Hace ya casi 2 años (entonces mi querida ahijada y sobrina tenía 2 añitos) mi cuñada se empeñó en que la peke fuera a una salida organizada por la guardería, (guarderío, como dicen en mi tierra)y claro, alguien tenía que tener algo de cordura, me opuse. De poco me sirvió el cargo de padrino, porque no me hicieron ni caso.Esto me hizo pensar y llegue a la conclusión de que mis cuñados estaban locos, que eran unos descerebrados... en fin, lo mejor de todo es que me volví como ellos, sí sí, me volví loco pero es que tendríais que conocer a la peke, es lo mejor que nos ha pasado en la vida.Besos y gracias por crear y compartir este rinconcito de paz.

Marta dijo...

Nuria, Padrino, sin vosotros esta experiencia no habría sido lo mismo. Gracias por compartir nuestros miedos y nuestras ilusiones. Gracias por estar siempre ahí. Gracias por colaborar en la complicada tarea de educar. Gracias por ser como sois. Pero sobretodo, GRACIAS PORQUE VOY A SER TÍA. Espero devolveros al menos una parte de lo que nos habéis dado.
P. D. Y pasad las fotos, que hay ganas

MARTA dijo...

Hola Marta, acabo de descubrir tu blog, yo también soy nueva en esto del blog, muy buena esta entrada y muy bien explicado a tu nena! ya me iré pasando a ver qué cuentas, un besico

Marta dijo...

Gracias Marta, voy a dar una vuelta por el tuyo.

Anónimo dijo...

No, gracias a ti por dejarme desempeñar este cargo, papel en la vida de vuestra hija tan...bonito, especial... creo que no hace falta que os describa lo que supone para mi.Gracias a vosotros por haber traído al mundo a Dulçura en ese momento. Gracias por habernos enseñado tantas cosas a través de vuestras vivencias, miedos, alegrías, preocupaciones...
Gracias por hacernos partícipes en la corta pero intensa vida de Dulçura.
Gracias por todo esto y mucho más, pero sobre todo por habernos convalidado "el carné de padres" con la peke. Solo espero que lo hagamos la mitad de bien que vosotros.