miércoles, 22 de junio de 2011

Sonrisas y lágrimas.

Parece mentira. Hace cuatro días me pasaba horas mirando a mi bebé, hace dos días mi bebé empezaba en la guarde y ayer mismo compraba el uniforme para empezar "tres años", en el cole de mayores. Hoy es el último día de clase.

Aún recuerdo su primer día en el cole de mayores. Su camiseta blanca inmaculada, su pantaloncito corto (a medio camino entre la rodilla y el tobillo) y su enorme babi, con el que parecía una fantasmilla vestida de presidiaria. Recuerdo su emoción al salir de casa, queriendo llevar todas las mochilas, libros y demás aperos necesarios para enfrentarse a sus tareas escolares. Y nuestros nervios... Acompañada por papá y mamá, mientras la iaia se quedaba en casa con Pirata, esperando una llamada que informase de la marcha del acontecimiento. El padrino y la tía estarían allí a su llegada. Recuerdo el trayecto en el autobús, eterno para ella, demasiado corto para los nosotros. Las escaleras que la llevaban hasta su clase, la rápida despedida en la puerta, su enorme sonrisa. Y mis lágrimas.
Entró contenta, nerviosa, expectante... Pasó un buen día, de presentaciones, juegos... Hasta comió lo que le pusieron. Todo el día con un brillo especial en los ojos. Tras toda la mañana mirando el reloj, cuando llegó la hora, fuí a buscarla, con una enorme sonrisa. Y encontré sus lágrimas.

Salió llorando, debe ser la única niña del mundo que lloró porque se había terminado su primer día de colegio. O soy muy mala madre o la motivé demasiado.

6 comentarios:

Mamá (contra) corriente dijo...

A mi me parece fantástico que entrara tan contenta y saliera con ganas de más!. Madre mía, cómo pasa el tiempo!!.

Maria dijo...

Que bien!! Es genial que ese dia fuera tan especial y marabilloso para ella... Que mayor, espero que pase unas vacaciones estupendas, se las merece. Un besazo

irene dijo...

Es bueno que se lo pasen bien en el cole, que alli se pasan muchas horas y tienen que disfrutarlas. Pero claro tu esperando que saliera para darle un abrazo, pensando que estaria deseosa de verte... y te encuentras que no quiere salir... Sentimientos encontrados...

Anónimo dijo...

¡Que rápido crecen!, creceis, no hace mucho yo tambien tenía dos preciosas niñas que iban al colegio, ahora gracias a ellas tengo dos nietas y otra que nos alegrará en Agosto. Iaia

Silvia de "Ser madre toda una aventura" dijo...

¡Es genial que vaya al cole tan feliz! Eso es señal de que es una niña sociable, alegre y segura de sí misma. ¡Enhorabuena! A disfrutar de las merecidas vacaciones

Luis (6º A) dijo...

Me alegra saber que tu niña va al cole ten contenta; pero... ¿alguien ha pensado en la maestra que atiende a tu niña y, seguro, a otras 24 más? ¡¡Qué grandes son las maestras y maestros!!