viernes, 10 de junio de 2011

Mandalas.

Mandala significa círculo en sánscrito. Los mandalas tienen su origen en la India, son utilizados desde tiempos remotos. Los mandalas son una serie de formas geométricas concéntricas organizadas. Las formas básicas más utilizadas son: círculos, triángulos, cuadrados y rectángulos. Los diseños son muy variados, pero mantienen un centro y puntos cardinales contenido en círculos y dispuestos con cierta simetría.
En la cultura occidental, fue Carl G. Jung, quien los utilizó en terapias con el objetivo de alcanzar la búsqueda de individualidad en los seres humanos. Según este psicologo y psiquiatra, los mandalas representan la totalidad de la mente, abarcando tanto el consciente como el inconsciente, y dibujando un mandala diario para interpretar sus sueños descubrió la relación que éstos tenían con su centro y a partir de esto elaboró una teoría sobre la estructura de la psique humana.
Los mandalas pueden utilizarse para la meditación. Para ello se puede optar por la observación o el dibujo de los mismos. En el primer caso, sólo con buscar un lugar cómodo y tranquilo, respirar profundamente, y observar algún mandala durante unos minutos (entre tres y cinco son suficientes), puedes relajarte. En el segundo caso, puedes colorear o dibujar mandalas. Recomiendan comenzar coloreando. Para ello, en un lugar tranquilo, escoge un modelo que te inspire y selecciona los materiales que te apetezca utilizar. Hay técnicas variadas, todo depende de tu ánimo e inspiración. Si crees que necesitas ayuda para exteriorizar tus emociones, puedes colorearlas de adentro hacia afuera; si por el contrario, quieres buscar en tu interior, píntalas de afuera hacia adentro.
Este es un trabajo que puede hacer cualquier persona, sin importar su edad o religión. Es una práctica sencilla que según dicen conlleva beneficios personales y en la consecución del equilibrio interno.
Cotilleando un poco por la red he leído que las formas y los colores tienen un significado.
Por ejemplo el círculo es movimiento, el verdadero yo. El cuadrado estabilidad y equilibrio. El rectángulo rendimiento del intelecto y vida terrenal. El triángulo, según la posición, inconsciente (hacia abajo); vitalidad, transformación (hacia arriba); agresión hacia uno mismo (hacia el centro). El color blanco es pureza, iluminación. Negro, muerte, limitación. Color gris sabiduría, renovación. Azul refleja tranquilidad y paz. El naranja energía y ambición. El color rosa es infantil, dulcura y altruismo. Oro representa sabiduría, vitalidad. Morado amor al prójimo, idealismo. Plata se relaciona con capacidades extrasensoriales, bienestar. Verde es equilibrio, crecimiento.
También he leído que los mandalas te conectan a tu ser esencial, despiertan los sentidos, aportan sensación de calma, curan la fragmentación espiritual, ayudan a manifestar la creatividad, desarrollan la paciencia, curan física y psíquicamente...

Os cuento mi experiencia.
Mi hija es una niña inquieta, movida, le encanta correr. Al tiempo le apasiona mirar cuentos, colorear, dibujar sentada tranquilamente... Como el invierno ha sido largo y duro (muchas tardes viendo llover tras el cristal) un día encontré un cuadernillo con mandalas para colerear, y lo compré para una de esas largas tardes. Pero fuimos haciendo otras cosas y llegué incluso a extraviar el librito. Hasta que un día, después de buscar un rato apareció. Y se lo dí.
Estuvo un buen rato mirándolo, observando las distintas formas y nombrando las que conocía: círculos, cuadrados... Después se dispuso a pintar.
Le expliqué que había que comenzar a pintar desde el centro hacia fuera y hacer series: rosa, verde; o gris, morado... que eligiera ella los colores. Aquel día estaba especialmente nerviosa por lo que pretendía que sacara lo que tenía dentro (por ello pintar del centro hacia afuera), y que se concentrara un poco (por eso las series).
Resultado: un dibujo precioso, la niña tranquila un rato y relajada al terminar, fue como si el mandala le hubiera chupado la energía. Por lo demás no se puso verde, no escuchó voces y no me comentó que se hubiera conectado a su ser esencial. Un modo más de pasar un rato.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

OH! Me parece una idea estupenda ¿Donde puedo encontrar esos cuadernos para pintar? Maria

Anónimo dijo...

He leido tu pregunta, hay muchas librerias que los tiene, Laura

Anónimo dijo...

Yo ya lo conocía, la verdad es que es entretenido para los niños y tambien para los mayores. Relaja.
Carmen

irene dijo...

Mi tortuguita mayor tiene un juguete con el que dibuja mandalas, esta emocionada y al verdad que cuando está dibujandolas esta de lo mas tranquila... será verdad lo que comentas??

Marta dijo...

Hay muchos sitios donde encontrar mandalas. En internet hay miles preparados para colorear.
Irene, imagino que es uno de Eurekakids, lo he visto por internet y estoy en ello.un ratito de calma de vez en cuando es genial.